Chin – chon

Published by mpichiculundios on

Chin-Chon

Objetivos:

Contenidos:

Recursos:

Propuestas:

Trabalenguas:

// Cuchara, cucaracha, cucharita, cucharon //

// Churrasco, chimichurri, chinchulines, chicharrón //

Cucharon, cucaracha, chimichurri, chinchulines

Chicharrón, chinchón

Por la dificultad del trabajo se recomienda enseñar a niños y niñas de primer ciclo de nivel primario en adelante.

En lo que a estructura formal se refiere podemos encontrar la forma AB donde la parte A se divide en dos partes en sí misma:

A1: cuchara, cucaracha, cucharita, cucharon

A2: churrasco, chimichurri, chinchulines, chicharrón

B: cucharon, cucaracha, chimichurri, chinchulines, chicharrón, chinchón

La propuesta consiste en ir adquiriendo parte por parte hasta poder recitar el trabalenguas completo. En primera instancia la parte A1. Una vez aprendida la parte A1 aprender la A2 y luego recitarlas una después de otra. Una vez aprendida la parte A podemos aprender la parte B, que va a tener una complejidad menor ya que las palabras se pronuncian en un período de tiempo más espaciado y son palabras ya aprendidas, excepto cuando “chinchón”. De esta forma podemos enseñar el trabajo completo de modo tal que todos los estudiantes lo aprendan.

Para poder hacer más ameno y efectivo el proceso de aprendizaje recomiendo las siguientes técnicas para enseñar el trabajo:

Repetición en forma de ECO de las partes a aprender mientras caminamos el pulso, hacemos movimientos corporales en ronda, seguimos el pulso con algún instrumento de percusión.

Dividir la parte a aprender en dos y hacer preguntas – respuesta con los estudiantes asignando la pregunta al docente y la pregunta a los estudiantes o viceversa.

Siguiendo con la división en pregunta y respuesta se puede hacer el ritmo de una de las dos partes palmeando, zapateando o golpeando alguna parte del cuerpo.

En el momento de acoplar las dos partes aprendidas previamente se puede hacer “audición interior” dejando un espacio de silencio en una de las dos partes escuchándola interiormente.

Juego de manos:

Una vez aprendido el trabalenguas se recomienda enseñar el juego de manos.

La simultaneidad del trabajo con el juego de manos se recomienda para niños y niñas de 7 u 8 años en adelante.

El juego de manos se puede enseñar para hacer en parejas o en grupos de división par o impar.

En la parte A el juego de manos consiste en 3 movimientos:

Cruzo (cruzar los brazos sobre el pecho)

Pierna (golpear los muslos de las piernas con ambas manos)

Choque (chocar las palmas con el compañero / a)

Estos movimientos se posicionan rítmicamente en 2 tiempos: cruzo, pierna (dos corcheas), choque (negra).

Lo esencial para enseñar una secuencia de movimientos es empezar a hacerlo lento. Para esto propongo extender la duración de cada movimiento cuatro veces más de su duración original, por ejemplo: cruzo (2 tiempos), pierna (2 tiempos), choque (4 tiempos). Una vez aprendido de esta forma pasamos a la velocidad original.

La parte A1 y la parte A2 por separado repiten una vez la secuencia de palabras que conforman. En esta repetición, habiendo empezado el juego de manos mirando al frente, las parejas o los grupos enfrentados a sus cuerpos para chocar las manos de frente. De este modo en la parte A1 hacen el juego de manos mirando al frente y luego enfrentados y en la parte A2 lo mismo.

La parte B repite los movimientos “cruzo y pierna” pero reemplaza el “choque” por dos palmas. Así mismo la duración de cada uno de estos movimientos corporales y percusivos se extiende su duración.

Cruzo: 1 tiempo

Pierna: 1 tiempo

Palma 1: 1 tiempo

Palma 2: 1 tiempo

Cada secuencia de movimientos corporales lleva una palabra de la parte B pero al mismo tiempo también cambia la dirección en que se encuentran todos los participantes.

En la primera palabra giran a la derecha, en la segunda al medio, en la tercera a la izquierda y en la cuarta giran 90 grados de vuelta a la derecha pero cuando les toca hacer las dos palmas vuelven a girar al medio y solo hacen una palma diciendo la palabra “chinchón” para finalizar el juego.

Una vez aprendidas las dos partes por separado pueden acoplarlas para hacer el juego de manos junto con el trabajo de forma completa.

Juego rítmico:

A diferencia del juego de manos este juego rítmico puede enseñarse por separado sin conocer previamente el trabalenguas.

La enseñanza del mismo se recomienda para niños y niñas de 9 años en adelante (segundo ciclo del nivel primario).

Este juego consiste en manipular el cono o vaso, percutir sobre la superficie donde se apoya y hacer palmas, y utilizar el mismo para producir sonidos de diferentes formas.

Al dividirse en dos partes rítmicas contrastantes (AB) recomiendo enseñarlas por separado y luego unirlas.

Las técnicas para enseñar cada una de las partes pueden ser las mismas que utilizamos para enseñar el trabajo: repetición en forma de eso, pregunta-respuesta, reemplazo de una parte por audición interior.

A la hora de enseñar un ritmo es muy útil y efectivo el uso de fonemas o frases con la misma crítica para adueñarse del ritmo antes que de la técnica. Por ejemplo:

PARTE A: “vino Superman a comer pan”

PARTE B: “y se comió a mi papa”

Una vez incorporado el ritmo mediante las palabras es mucho más fácil reproducir el mismo ritmo con los conos.

Una vez aprendidos, las partes rítmicas se pueden acoplar y entrar en el desafío de hacerlo recitando los trabalenguas automáticamente.

Más allá de estas propuestas es bueno darle lugar a la creatividad de cada docente, la impronta personal y el maravilloso poder de la improvisación.

Estas propuestas pueden ser abordadas para niños y niñas de nivel inicial y primer o segundo ciclo de primaria.

Docente:  Marcos Pereira.

Categories: Música

mpichiculundios

Pichiculundios Ludomusica

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.